Limpieza, Orden en casa

Detox de nevera: Contaminación cruzada

Adivina, adivinanza… ¿sabes sabes cuántos focos de contaminación puede haber dentro de una nevera si no está en buenas condiciones de higiene? Tu salud y la de tu familia es importante, ¡pero la de tu nevera también!

En este primer post, te contaré acerca de la contaminación de los alimentos (fuera y dentro de la nevera); pero estoy preparando un segundo fascículo para contarte cómo hacer un buen mantenimiento de la nevera para que la tengas siempre de diez 🙂

Hace muchos años, tuve una experiencia bastante desastrosa. Antes de marchar de vacaciones, dejé el piso donde vivía limpio y ordenado, nevera vacía y desenchufada (para no gastar electricidad)… La cosa es que tenía un congelador pequeñito de emergencia que solo usaba para meter hielo, y al marchar caí en la cuenta de que había olvidado limpiarla a fondo. Así que como no estaba sucia le pasé la bayeta, la desenchufé, dejé la puerta abierta y “a correr”. Hasta aquí, bien. Respirito, vacaciones, y hasta luego, Lucas (va por ti, Marisabel).

A mi vuelta en septiembre, noté un olor muy extraño por toda la casa. No era el típico olor a basura ¡era imposible que me la hubiese dejado allí!. Era muy, pero que muy fuerte. Conforme me iba acercando a la habitación donde estaba la nevera, el olor se intensificaba y llegaba a ser nauseabundo. Algo pintaba mal. No os quiero dar muchos detalles, pero cuando me acerqué a la nevera y la abrí, había olvidado revisar uno de los cajones; y al final había “algo” envuelto en papel que se movía con vida propia. Era pollo. Mi hermana estaba conmigo, y creedme: se queda grabado para toda la vida.

Nunca olvides comida en el congelador si está desenchufado. Nunca.

¿El final? Tuvimos que deshacernos de la nevera porque se había impregnado del olor y no salía con nada. Lección aprendida.

Este fue el inicio de mi especial relación con la limpieza y cuidado en la cocina, y todo lo que se aloje en ella.

Es vital tener una buena higiene en la cocina para evitar la contaminación cruzada, en la cual se transmiten sustancias nocivas a los alimentos, como podrían ser:

  • Microbios
  • Parásitos
  • Bacterias (aunque el ambiente frío es poco favorable para su proliferación, no debemos olvidarlas; aún más si son alimentos que entran y salen de la nevera)
  • Moho
  • Tóxicos químicos
  • Metales pesados, plásticos… etc.

¿Cómo se produce la contaminación cruzada?

  • Por contacto de alimentos crudos con alimentos cocinados, y haya intercambio de sustancias entre ellos.
  • Por contacto de alimentos contaminados con alimentos limpios (cuando gotean los jugos de carne o pescado sobre alimentos cocinados que podamos tener en la bandeja inferior, o conservamos distintos tipos de carne o pescado en el mismo envase)
  • Por una mala higiene de manos a la hora de manipular los alimentos.
  • Por dejar preparados los alimentos después de haber estado en contacto con utensilios contaminados (ejemplo: cortar fruta o verdura cuando hemos usado el mismo cuchillo para cortar carne o pescado)
  • Por usar productos químicos a la hora de limpiar la nevera, y queden restos que puedan contaminar los alimentos.
  • Por no tener una buena higiene del electrodoméstico, y se convierta en caldo de cultivo de mohos.
  • Por usar utensilios para conservar los alimentos cuyos materiales puedan dar lugar a migración de tóxicos a los alimentos (ejemplo: conservar la comida en la olla donde has cocinado, dejar una cuchara de acero dentro de un bote con salsa, mayonesa; usar recipientes de plástico, film transparente, papel de aluminio…)

¿Qué riesgos para la salud implica?

  • Efectos similares a las reacciones de alergia alimentaria. Hinchazón, gases, irritación, o urticaria.
  • Es una de las causas principales de intoxicación alimentaria, produciendo efectos similares a una gastroenteritis: náuseas, vómitos, diarreas…
  • Dependiendo del estado de salud del paciente, se podría complicar en una intoxicación grave, teniendo que prestar especial atención a niños, enfermos, ancianos y embarazadas.

¿Cómo podemos evitar la contaminación cruzada en nuestra nevera y en nuestra cocina?

  • Lávate siempre las manos con agua y jabón antes de cocinar o manipular alimentos. Con especial atención si previamente acudiste al baño, o has manipulado productos químicos. Entre los dedillos también, ¿vale?
  • Separa los productos crudos de los cocidos tanto en el congelador como en el frigorífico. Hay tiranteces entre ellos, y no queremos daños colaterales.
  • Al hacer la compra, clasifica y separa los alimentos: carnes, pescados y aves crudos/ fruta y verdura/ alimentos cocinados/ lácteos/ salsas y aderezos.
  • Procura que el jugo de las carnes y pescados no toque ningún otro alimento. Para facilitarlo, sácalos de la bolsita que te dieron en la charcupescadería, y guárdalos en recipientes de cristal herméticos con tapa. La bolsa, acaba rompiéndose.
  • Procura que los recipientes y utensilios que vayas a utilizar estén perfectamente limpios y sin impurezas, antes de proceder a su uso. Igual si vas a usar el mismo utensilio para procesar distintos alimentos. Usa agua caliente y detergente o vinagre.
  • No guardes alimentos en la olla o cazuela dentro de la nevera. Estás proclamando un “tóxicos, venid a mi”. Utiliza botes o recipientes de cristal herméticos o con tapa para no adulterar el alimento. Si cocinas en casa con 316Ti (NutraEase) puedes almacenarlos en la nevera sin ningún tipo de riesgo, ya que no existe migración.
  •  Utiliza tablas de cortar no porosas para manipular carnes o pescados; y si vas a usarla con otro alimento, procura que esté bien limpia. Ojito a la guarrada de pasar un trapito, y listo ¡agúita y jabón, por dio!
  • Ojito a los restos de huevo crudo cuando vamos a servir otro tipo de alimentos; especialmente en verano. Yo soy megafán de comer la tortilla de patata con cuchara, pero vamos a tener un poquito de cabeza, o nos perderemos en el wc.
  • Si has cocinado, no dejes los alimentos durante largos periodos de tiempo fuera de la nevera. Si quieres que enfríen, pásalos a un recipiente de vidrio (borosilicato), Titanio o cacito de 316Ti (NutraEase), y déjalos que enfríen tapados.
  • Si eres de esas personas a las que les gusta tener un trapo de cocina añejo, o gran reserva; que sepas que SIEMPRE lo debes cambiar si te has limpiado las manos después de manipular alimentos crudos. Yo he visto incluso personas que se limpian la boca con él. No digo más.
  • Ten limpia y aseada tu cocina y nevera everyday. No le tengas alergia al agua y al jabón.

Y ahora, un ejercicio: ¿Qué errores ves en la distribución de los alimentos en la nevera de la imagen del principio de esta publicación?

¡Te espero con el próximo post sobre limpieza y mantenimiento de la nevera!

Si te ha gustado este post, espero que lo compartas en tus redes sociales con personas bonitas que quieran aprender más sobre el cuidado de la salud de su hogar; y si no quieres perderte las próximas publicaciones ¡no olvides subscribirte para recibirlas en tu correo!

Si además quieres saber las fechas de mis próximos talleres presenciales, no dejes de visitar el calendario de actividades.

Un besoabrazo gigante,

Eva Liljeström

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s