Bebés y niños, Educación, Sin categoría

Los niños no son un cubo de basura

Hoy os dejo una entrevista a la Dra. Paloma Gil, de la que saco algunos titulares que son para enmarcar:

“Los niños no son un cubo de basura y hay que darles alternativas más sanas”

“Para que un niño coma bien, su familia tiene que comer bien”

“¿Pondrías en una boda los aperitivos que pones en un cumpleaños infantil?”

“Es mejor que no meriende o que no cene, a que coma y “no se alimente” con productos que carecen de valor nutricional.”

“El exceso de productos ultraprocesados puede causar patologías como la diabetes, cáncer, hipertensión o enfermedades mentales como la depresión”

“No hay que prohibir: hay que educar.”

Esto último hay quien todavía no lo entiende. Cuando explico que a mi hijo le he educado en una buena alimentación; en lo que es sano y lo que no lo es, así como las repercusiones de estos últimos sobre su salud; las ventajas y efectos beneficiosos de consumir los que sí son sanos… ¡incluso dónde cocinarlos! Hay quien a día de hoy -y sin conocernos de nada en la intimidad- me dice que “pobrecito niño, que menuda infancia está teniendo”… ¿por proporcionarle comida real? ¿comida que de verdad alimenta?

Lo bueno de facilitar toda esa información desde pequeñitos, es que eligen los productos o alimentos que van a consumir de forma consciente. Ya sea en casa, en un cumpleaños o en una fiesta. Y no, nunca le he prohibido comerse una chuche ni un bollo cuando se lo han ofrecido.

Lo asemejo al adulto que elige o no fumar a pesar de las advertencias.

Lo que es increíble es que se use este tipo de comida como premio, como una meta a conseguir si se portan bien o se comen toda la verdura de la semana. Y si, es un rollazo ponerse a preparar bocatas, pinchos de fruta, o pastelitos saludables… ¡pero estaréis de acuerdo conmigo en que la responsabilidad de los padres y madres, aquí se multiplica! Cuando no hay “guarrerías” de por medio, los niños eligen no comer, o conformarse con lo que hay. Y conformarse con lo que hay, no tiene por qué ser precisamente malo.

Los niños no son tontos; los niños entienden todo lo que les explicamos desde el amor y saben que de esa manera les estamos cuidando. Algunos tardan un poquito más que otros en asimilarlo, pero la paciencia es nuestra mejor aliada.

Me quedaría horas escribiendo acerca de mi visión sobre el tema, pero no quiero quitarle protagonismo a la entrevista; así que os invito a que la leáis y reflexionéis sobre la educación en una alimentación infantil saludable para vuestros hijos e hijas.

Podéis leerla aquí:

https://elpais.com/elpais/2018/07/06/mamas_papas/1530873873_989610.html?id_externo_rsoc=FB_CM

Aprovecho para contaros que estamos programando acciones sobre alimentación infantil en la escuela de cocina Femenin’Us (Espacio Herbarum Natura) para el curso que viene; así que si quieres recibir información sobre los cursos y monográficos, rellena el formulario de contacto y te pondremos al día!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s